sábado, 2 de julio de 2016

Primeros pasos: ¿Y dónde duermo?



Escoger dónde dormir depende de cada viajero. Yo soy muy de viajar sola, y por eso prefiero alojarme en albergues y hostales para conocer gente. Otros amigos prefieren ir a hoteles por la intimidad (aunque en muchos hostales tienen también habitaciones dobles y triples, no solo multitudinarias), que tampoco es obligatorio. Aunque mi tope de compartir habitación es de 8 personas, 10 si me apuras, más me parece demasiada gente en el mismo espacio.

En estos casos, os propongo varias webs/buscadores de alojamiento según lo que queráis hacer:

- Para los aguerridos como yo, que se atreven con los hostales, varias recomendaciones de webs donde buscar: hostelbookers es una muy buena web, al igual que hostelworld, ambas con versión en español. Muy fáciles de usar, con varias opciones de alojamiento, puedes buscar por ubicación, por precio, por recomendaciones... Si no se quiere reservar por estas webs, siempre existe la opción de tirar de google y reservar directamente al hostal por su web, por e-mail o por teléfono, pero no hay mucha variación en cuanto a tarifas. Es más: a veces estas webs tienen mejores tarifas que directamente con el alojamiento, todo es comparar y reservar lo que os parezca mejor.


- Para los más atrevidos aún, está ganando muchos puntos airbnb, que aún no he usado pero supongo que en algún momento lo haré. Bastante fácil de usar, permite escoger muchas opciones según lo que buscas pero hay que andar con ojo con las búsquedas, que a veces te llevan a sitios que no son el que tu quieres, y te ofrece alojamientos a varios kilómetros de distancia.

- Para aquellos que no lo tienen claro, tenéis la archiconocida booking.com. Lo mismo hay albergues que hoteles que pensiones, casas de huéspedes e incluso campings. Rápida, sencilla y apañada. Nunca he tenido un problema, y la única vez que he tenido uno, puse una crítica negativa en la web y me llamaron desde la central de reservas para saber qué había pasado, que habían recibido una llamada del alojamiento, lo cual demuestra que los establecimientos tienen en cuenta la opinión que dejas después del viaje. Desde la central de reservas me indicaron el procedimiento a seguir, y genial. Un servicio de 10.

- También se puede recurrir a atrapalo.com o webs similares, su servicio de reserva de hoteles lo conozco por dentro y funciona bien. Es bastante fiable y la oferta es amplia y bariada aunque hay opciones más económicas como las mencionadas anteriormente, pero es una opción a tener en cuenta.

- Para los más conservadores, las cadenas de hoteles en general, como accor NH o Melià, suelen tener sistema propio de reservas online, y los hoteles sueltos también.

Personalmente, así como en los vuelos prefiero comprar con la compañía directamente, en alojamientos suelo hacerlo en portales web porque suelen ofrecer mejores tarifas, y si tienes un problema, es mucho más sencillo reclamar a un alojamiento que a una compañía aérea pero con diferencia.


Hay muchas más opciones, por supuesto, pero las que uso de manera habitual son estas. Si vosotros tenéis otras preferencias, siempre podéis dejar un comentario para que los demás lectores y yo misma tomemos nota.